Capítulo 2: CAÍDA.



Stock, Raynie y Marco atravesaron corriendo la Gran Llanura, abatiendo a los enemigos que se interponían entre ellos y Rosch. El amigo de Stocke había recibido instrucciones de espiar al ejército granorita, pero había acabado atrapado tras las líneas enemigas. Mientras Stocke recorría a toda prisa el campo de batalla, en busca de una pista que le llevara junto a su camarada, encontró un montón de cadáveres tendidos junto a un promontorio. Los reconoció en el acto: se trataba de hombres que él mismo había ayudado a formar. Uno de ellos, moribundo, conservaba todavía aliento para implorar a su sargento un último deseo.

"Ah... Sargento, gracias a Dios... Deprisa... E-El capitán y los demás... S-Salvelos..."

Todavía no había logrado Stocke asimilar la muerte de aquellos heróicos pero ingenuos paisanos cuando se le acercó a toda prisa un mensajero de Viola. ¡Requería su presencia en el norte! El grueso del ejército se había puesto en movimiento, y la ayuda de los tres ex-agentes era vital para cambiar el curso de la batalla. Pero si obedecía a Viola, Stocke no tendría tiempo de acudir en ayuda de su viejo amigo Rosch. Tenía una difícil decisión que tomar...



: "¡Iremos al norte y nos uniremos a la vanguardia! ¡Tenemos que detener al ejército de Granorg!







"Después de unirse a las tropas de Viola, Stocke luchó con gran ferocidad en la refriega. Sus esfuerzos consiguieron que Alistel se hiciera con el control en la Gran Llanura."



"El resultado elevó la posición de la mariscal de campo Viola en toda la nación... Tenía tanto poder que igualaba al del general Hugo."



"Pero Stocke y sus amigos pagaron un gran precio por la victoria. Rosch no volvió a casa. Le pidieron a Stocke que asumiera el puesto de oficial de Rosch. Con el tiempo, llegó a ser conocido como el León General."






Veces que el mundo ha sido destruido por culpa de los lectores: 3.







Teo: "Mas el destino ha interferido. Tu elección no ha bastado para evitar el final del mundo."



Lippti: "Y las personas que eran claves para salvarlo habían fallecido."



Teo: "Stocke... Protégelo.

: Vale, vale, a ver si os pensáis que a mi me hacía gracia abandonarlo a su suerte. Simplemente pensé que la elección adecuada sería pensar en el bien de Alistel y no en proteger a mi colega de forma egoista. Supongo que a veces la elección egoista es la correcta. En fin, volveré atrás y trataré de arreglarlo, espero que la experiencia adquirida como general me sirva de algo... Eh, ¿y mi perilla?



Como he vuelto atrás ha tocado repetir la batalla, así que aprovecho para mostrar como era la formación del grupo de enemigos este.



Por supuesto, para romper una formación basta con mover a uno de los enemigos.



Y muy a tiempo Stocke aprende esta técnica que nos será muy útil pronto.



Ahora no podemos fallar.



: "¡No queda tiempo! ¡Vamos!"







*Ruido de espadas procedente del sur.*











: No puede ser...



Paelzen: "No creía que una brigada entera pudiera caer tan fácilmente."







Paelzen: "No te pienses que vas a acabar como prisionero de guerra. Lo dejaba bien claro en nuestro contrato con aquel hombre... 'Traedme su cabeza'. ¡Hasta nunca! ¡Pásatelo bien con tus hombres en el más allá!"

Granorita: Se pasa demasiado tiempo siendo grandilocuente, señor. Mátelo de una vez y larguémonos antes de que les lleguen refuerzos.



Granorita: ¿Lo ve?







: "Maldita sea, ¡ahora vamos!"



Este valiente del centro es Paelzen. No es muy importante ya que ni tiene sprite propio. Me divierte mucho su estrategia de colocarse tres escudos delante y tres arqueros detrás, no vaya a ser que se le rompa una uña o algo.



En cuanto a nosotros, ya tenemos el Auge de maná, aunque en esta batalla ni siquiera lo utilizaremos. Es la barra amarilla que les sale debajo ahora a los personajes, Raynie ya lo tiene cargado entero.



A lo que íbamos: gastamos nuestro primer turno en quemar todos los escudos. Luego atraemos a un arquero junto a Paelzen con Marco y le soltamos el Corte doble, que hace lo mismo que Aht en un ataque normal pero haciendo más daño que una niña de nueve años.



Luego incluso nos podemos permitir vacilar al último enemigo encadenando turnos tras acumular unos cuantos.



















: ¡Esto no puede ser! ¡Acabo de ver que si mueres el mundo está condenado! ¡No puede ser que mis dos elecciones terminen mal!











: "Puedo rehacer lo que ha pasado... Pero ¿cómo? O es que... ¡¿no podré cambiar este momento de la historia?!"















: "Claro... Si tengo un documento que detalla esta emboscada... Podría avisar a alguien de que la brigada está en peligro y de esta forma anticiparnos. ¡Podríamos llegar con el tiempo suficiente para salvarlos! Rosch, Kiel... Esperadme... ¡Saldréis de esta sea como sea!"



: Tienes un don para meter el dedo en la llaga, renacuajo.



Lippti: "¿Qué harás ahora, Stocke?"



















Pues nada, a volver atrás en el tiempo... otra vez.



























: (Salve o no a Rosch, sólo por ver la reacción de esta chica ha merecido la pena venir).



Viola: "¿Puede decirme dónde consiguió esto, teniente Stocke?"



: "No puedo revelárselo... Todavía conservo ciertos contactos de cuando estuve en Inteligencia. Puede confiar en su veracidad."



Haber sido espía es realmente útil como coartada de un viajero en el tiempo; justifica que sepa cosas que no debería poder saber.







Viola: "Tiene toda la razón."































: "Partiré a la Gran Llanura para distraerlos y así ganar tiempo."







: A la tercera va la vencida, según dicen.



: ¿¿¿??? ¡¡¡¡!!! ¿¡Cómo les ha dado tiempo a llegar antes que yo!? ¡Se suponía que venía primero para ganar tiempo! Esta Viola no se anda con chiquitas.











: Sigo queriendo saber cómo narices me han adelantado.



: No te has expuesto a radiación gamma últimamente, ¿no?



: "Ojalá no hayan ido muy lejos..."

(Literalmente tan lejos como pueden estar sin salir de la zona).











Les ha dado tiempo a plantar una tienda de campaña y todo.







: Espero que con todo este espectacular despliegue al menos hayamos distraído al tal Paelzen y haya tardado más en dar con ellos.















De hecho lo está, ahora en esta parte no encuentros ni enemigos, ni monstruos ni nada. Viola te despeja el camino para que no tengas que repetir batallas tontamente.



: Eh, ¿cómo va? ¿Es muy difícil pilotar estas cosas? ¿Se pasa calor? No me importaría aprender a usar una.

Taumáquina: ...

: Menudo borde... Aunque de hecho, nunca he estado del todo seguro de si estas cosas van tripuladas. Podría estar hablando solo.











: (Según parece, ESTO no lo hemos podido evitar).







: (Dejá vù al cuadrado).



: Sí, sí, ya lo sabía. Ella ya tiene robots gigantes, nosotros nos vamos al sur.











Paelzen: "Pero nuestro objetivo es mataros a todos. ¡No es nada personal!"

Granorita: Señor Paelzen, no debería perder el tiempo con grandilocuencias, podrían llegarles refuerzos.







Granorita: ¡Eso es lo que yo estaba dic...! ¡AGH!



Granorita: Sólo quería... ser pragmático... blegh...











































Granorita: Te puedes ahorrar el plural.



: "¡Nosotros te cubriremos!"







: "¡Vamos, deprisa!"







Una vez más, la situación de cuando Aht y el dientes de sable. No os dejo elegir porque es demasiado pronto para cerrar la actualización, porque elijas lo que elijas pasará básicamente lo mismo y porque si eliges mal sólo te complicas una subquest que hay más adelante. Si no me equivoco todavía queda una tercera elección de estas por ver.







Joder, ya ni Fortaleza de Arena ni nada, lo está dando todo por perdido.















Kiel: "¡Raynie y Marco están arriesgando su vida para que nosotros podamos escapar!"



"Seguid buscando a todo soldado enemigo que haya conseguido huir."

"Dicen que los Jóvenes Leones de Alistel son bastante conocidos. ¡Seguro que nos ascienden si conseguimos acabar con ellos!"

"¡Muy bien, empezad por ahí!"

: Joder, para esto sirve hacerse un nombre.



















Kiel: "¡El capitán debe sobrevivir, sargento! Tengo la sensación de que será una pieza clave para el futuro de nuestra nación..."

: (Cabrón, tenías que decir justo eso... Yo lo SÉ. Lo he VIVIDO).



















: "No permitas que... Kiel malgaste su vida... de esta manera..."



Kiel: "La armadura de esos caballeros es tan pesada que no me costará mucho huir de ellos. Mientras yo los distraigo, ustedes podrán escapar. ¡Ya verán como todo sale bien!"



















Kiel: "¡Rehagan de cero la brigada y acaben con Granorg!"



























Más bien no has QUERIDO. Sabías lo que ocurriría si no le dejabas hacer esto. El mundo terminaría.



: "¡Podría rehacer este momento si aquí hubiera un maldito nodo! ¡¿Para qué me sirve la Crónica, entonces?! Pero cumpliré mi promesa de salvar a Rosch. Y algún día... Algún día, volveré aquí... Algún día, ¡TE SALVARÉ!"



Kiel corría tan rápido como le permitían sus piernas. Tenía la infantería pesada justo detrás, pero no daba la sensación de que fueran a alcanzarle. La sombra del acantilado le cubría y su visión no era muy clara. Cuando levantó una mano para limpiarse el sudor de la frente, vio algo que le hizo detenerse en seco.



También estaban delante. La infantería pesada le cortaba el camino. Había corrido directo a una trampa.















El enemigo levantó el brazo y descargó un potente golpe potenciado por el peso del guantelete, golpeando el hombro izquierdo del joven y desencajándoselo.















El caballero volvió a golpearle, esta vez en las costillas. Se oyó un desagradable crujido y el pelirrojo mostró los dientes apretados. Escapaba sangre entre ellos.











Aun conocedor de que aquel era el fin, Kiel desenvainó su hermosa espada, aquella que le había acompañado en tantas ceremonias. El escudo le colgaba a un lado, casi inútil, pero con un jadeante esfuerzo lo alzó un poco, en actitud defensora.



















Agarrando la espada con tanto ímpetu que la empuñadura crujió, Kiel atacó con todas sus fuerzas. El golpe fue tan veloz que nadie llegó a verlo, pero hizo que se agitaran las hojas de los árboles cercanos. Un instante después, en la gruesa placa de acero del caballero había aparecido una larga hendidura, a través de la cual brotaba sangre granorita. Había logrado herir al enemigo.



















Había empleado sus últimas energías en aquella proeza, pero ya casi no podía mover los brazos. Se tambaleó al borde de la inconsciencia.







En su último estertor, Kiel vendió cara su vida. Hizo trizas su propia espada golpeando aquellas gruesas armaduras, y cuando la hubo perdido siguió atacando con uñas y dientes.



Difícilmente olvidarían aquellos soldados granoritas al joven pelirrojo al que tuvieron que atravesar entre todos, una y otra vez, pues incluso más allá de su último suspiro seguía empeñado en presentar batalla.



"La nueva corrió como un reguero de pólvora desde la fortaleza de arena hasta Alistel. Aquellos que habían depositado sus esperanzas en el Joven León de Alistel estaban desolados. Había sobrevivido milagrosamente a la batalla de la Gran Llanura gracias a Stocke. Su condición era tan crítica que la enfermería de la fortaleza no tenía recursos para tratarlo. Stocke lo acompañó al hospital del castillo de Alistel... desconocedor de que en su patria un hombre había recibido con gozo estas trágicas noticias."































: "Estaba al borde de la muerte, pero no se dio por vencido y aún sigue con vida. ¡Y ahora tú eres la única que puede salvarlo!"



Ya ha costado bastante, así que más te vale.







"Me ha pedido que te diera un mensaje."







: "Fuimos... emboscados... Conocían... toda la operación... Dijeron que... habían firmado un contrato... con 'aquel hombre'... Díselo al... teniente general..."







: (Me sabe fatal, pero ha recuperado la consciencia para decirme algo que básicamente yo ya sabía...).







Pues nada, nos vamos a ver a Raúl.



Raúl: "En fin, bienvenido a casa. Me alegro de que al menos tú y los demás hayáis regresado sanos y salvos. Pero Rosch..."



: (Ya se habrían aparecido los gemelos del misterio esos raros a dar por saco si fuera por mal camino).







Raúl: "Debía ser importantísimo que me lo comunicaras... ¿Qué dijo?"

: (Elipsis Narrativa de Nobita™).











Raúl: "Sobre todo cuando estamos frente a un enemigo tan poderoso."







Raúl: "Pero no tenemos pruebas. El documento que me has mostrado demuestra que habían filtrado la operación a Granorg. Pero no hay nada que relacione esto con el general Hugo."



: "Antes estaba en Inteligencia. Sabré buscarme la vida."



Raúl: "Stocke... ¿Te estás prestando voluntario para hacerlo?"



: No, en serio, pregunto. No conozco a ninguno de tus hombres.







: "Registraré el despacho de Hugo en busca de cualquier cosa que guarde relación con él."



Raúl: "Pero estamos hablando de Hugo. Probablemente haya destruído toda evidencia."



: "¿Quién sabe? Tal vez haya sido tan arrogante como para dejarse algo en el camino..."

Debo... evitar... mencionar... ordenadores... Bárcenas...







Sí, ¿eh? De hecho yo pienso más en Heiss cuando se habla de contratos y esto, vete a saber por qué.

: "Tarde o temprano, también habrá que lidiar con él."



Raúl: "Heiss debe estar tramando algo. De todas formas, de ahora en adelante todo dependerá de tus acciones."







Qué conveniente.







Raúl: "Y esta vez no pienso hacer la vista gorda."











Lo cual no me impide registrar también el despacho de Raúl, donde tenemos un cofre revelado gracias a la habilidad de Aht.







También está esto en el despacho de Heiss...



Y en el de Viola.



Pero ahora veamos el de Hugo...















: ¡...Camuflaje óptico!



: Oh, una técnica, vale. Pensaba en otra cosa.



Heiss: "Me sorprende que se haya lanzado de esta manera. Significa que está desesperado..."



: Significa que ha sido idea mía, lumbrera.



Heiss: "El que prueba que Hugo conspiró con el comandante enemigo para filtrar las directrices de Rosch. ¿Me equivoco?"

: Mataría porque existieran ahora mismo las grabadoras.











Heiss: "Te la daré con una condición. Vuelve a trabajar para mí. Hazlo y será tuyo."



: ¿Te importa un pimiento vender a Hugo con tal de tenerme de tu parte? ¿En serio?



Guau.



















(Por si no queda claro, acaba de intentar atacarle).




















: ¿¡Pero qué demonios!?











No solo mete buenas leches; además es que con algunos de sus ataques lo que te quita se lo cura él.



Viendo lo visto, con él no puedo acumular demasiados turnos. Voy a estrenar el Rompeturnos en este combate.



Por supuesto, esto no gasta el turno actual. De lo contrario sería indiferente usarlo o no usarlo.



: ¡Maldita sea, Heiss! ¡Déjate de "historias"! ¡Dame ese papel y explícame qué está pasando!



(Eso es todo lo que le puedo quitar).







¿Lo de volver a recuperar tu ropa elegante es otra técnica?















"Y tanto que sí."







: ¡Pa' la saca!



























Eso no es nada, Goku aprendió a hacer el Kame Hame viendolo sólo una vez y siendo un crío.











Heiss: "Sólo estaba... deshaciéndome de una rata."











Hugo: ¡Maldita sea! ¡Tendremos que fumigar el edificio! ¡No soporto a esos bichos!



Heiss: "Y esta ha cumplido su objetivo de forma admirable."



Hugo: Pero si yo nunca guardo comida en...



Vale, sí, yo también preferiría a Stocke de aliado antes que a este.



Heiss: "Esto es lo que ocurre cuando lo deja guardado ahí para siempre."







Hugo: Estaba firmado por un notario secreto y si no cumplían tenía que denunciarlo ante un juez secreto en un juzgado secreto para que les metieran en una cárcel secreta...



Hugo: Con un código secreto, claro.



Heiss: "Pese a todo no cambia el hecho de que lo tienen en el punto de mira. Estoy convencido de que sabe quién ha empezado todo esto... No será fácil de solucionar."



Hugo: "Sellad la ciudad ahora mismo. ¡No dejéis que escape esa rata! ¡Y ordenad que alguien vigile al teniente general Raúl!"











Jajajajajaja.



Esto deberías agradecer que te lo pregunten. Es como cuando te dicen que si quieres salir sin guardar, no hay vuelta atrás. Estás al borde de declarar una guerra civil sin haber zanjado la de Granorg.







Heiss: "Imagino que querrá estar a solas para reflexionar."







Heiss: "Estoy expectante por ver qué hará con ese poder que ha hecho suyo..."



Pues hacer hará referencias a Metal Gear, espiar en vestuarios femeninos y otras cosas de las que ya abusé con la capa de invisibilidad del Harry Potter de GBC.







Esto es algo que mola porque aparte de estar para evitar que seas invisible siempre, te obliga a pensar bien cuándo usarlo y a quitártelo y ponértelo rápido para pasar ante un enemigo, te sientes MUY ninja. Pero ya se verá en futuros capítulos.











¿Vosotros? Buena suerte.











Vaya por dios.



: "(No puedo quedarme en Alistel. Rosch estará en peligro como siga en el hospital... Voy a tener que sacarlo de ahí)."



















Lo primero es lo primero.



Normal, eres médica, no mecánica.







: "¡Tengo que llevarme a Rosch y huir de Alistel inmediatamente!"



























Se refiere al documento que encontró al vencer a Paelzen, claro, no al que acaba de robar a Heiss. Al paso que va necesitará comprarse un buen archivador.







: ¿Cómo creías que había acabado así?



: "Por eso necesito tu ayuda. Muy pronto estarán aquí."















: (¡Maldita sea! Ojalá pudiéramos escapar de Alistel todos juntos!).

O al menos hacerle saber que le están vigilando, porque vaya...























Sonja: "Soy la única que puede tratar a Rosch. ¡Voy contigo y punto final!"







Sonja: "No te preocupes, estoy preparada para lo que sea."



: (Sí, claro, como Kiel. Aunque igual que entonces, sé que salvar a Rosch es lo más importante...).







Bien, haced la escena en uno de los dos único sitios del juego donde me sale este bug gráfico. Gracias.







O puede que volver a llevarle a la primera línea defensiva contra el enemigo no sea una gran idea.



Sonja: "¡Está demasiado lejos! ¡Rosch no sobreviviría a un viaje tan largo! Aún está excesivamente débil. Tenemos que dejarle descansar aunque sólo sea un momento..."



: "Por ahora despistaremos a nuestros perseguidores yendo hacia el sur."







Por cierto, buen trabajo "sellando" la ciudad, alistinos. Han salido por la puerta principal y andando a paso de tortuga.















Nnnnno, no creo que se riera en estas circunstancias. Probablemente echaría a correr cuesta arriba para ganaros tiempo. De nuevo.







: "¡Coge a Rosch y sigue adelante! ¡Yo me encargaré de ellos!"



Sonja: "¡No digas tonterías, Stocke!"



: "¿O es que no confías en mí?"







: "Y ahora vete."



















Aunque una mujer cargando con ese tipo gigantesco, su armadura y su brazo mecánico gigante inservible no avanzará muy rápido.



Esta batalla no es un auténtico peligro, pero te van a golpear mil veces antes de poder matarles porque tienen muchísimos turnos.



Al menos aparezco curado respecto a como terminé en la pelea contra Heiss.















Quien se refugia bajo hoja, dos veces se moja.















Sonja: ¡...Un orangután con copete!







































(Esta escena siempre me perturba un poco. Stocke está luchando en "modo automático", hecho mierda y sin darse cuenta de lo que pasa... Y se carga a un soldado compatriota que no deja de estar siguiendo órdenes y además ha suplicado por su vida).

















































Oh, una misteriosa niña semihumana. Me pregunto quién será.



: "Pelo rubio y ropas rojas... Tiene que ser él."



: "¡Está gravemente herido!"



: "¿Se ha enfrentado él solo ante tantos enemigos?"







: "Pero ¿estás segura de esto?"



























: "Si tú lo dices. Volveremos después de salvarlo."







: "Ahora que lo veo de cerca..."



: NNNGNGNGHHHGNGNGN!



: Mira, se ha puesto peor al oirte, mejor démonos prisa.



















Lippti: Nuestra delicada posición no nos permite realizarte aquello que vosotros denomináis "spoilers". Se consideraría tomar partido hacia el portador de una de las Crónicas...

Teo: ...Aunque no está muy claro hacia cuál de ellos, en este supuesto.



¿Qué? ¿Tan pronto?



Ni hablar, aunque tenga que repetir cosas de esta parte me piro al pasado ahora mismo. Quiero acabar el capítulo dándoos una decisión que tomar...



Y se me ha ocurrido una perfecta.











: (Los de su adolescencia... Por otro lado... Hum, me guardaré para mí esas páginas. Necesito un archivador pero ya).







Movidito, ¿verdad? ¡Muy bien! ¡Vosotros decidís lo que ocurre con el diario de Viola! ¡Id directamente a dejar constancia en el FORO!

Capítulo 2 (parte 1): EN LA GRAN LLANURA

ÍNDICE

FORO